Los techos verdes o cubiertas vegetales son aquellas tecnologías que cumplen principalmente una función ecológica. Este tipo de techados se denominan verdes porque contienen diferentes elementos vegetales vivos como parte integral del sistema del techo.

Fundamentalmente, están construidos a partir una serie de capas que se instalan en la superficie de los techos como hojas sueltas o bloques modulares. La vegetación es sembrada en un substrato de cultivo que puede oscilar entre 50 mm y más de un metro de profundidad, dependiendo de la capacidad de peso de los techos del edificio y los objetivos del diseño. A su vez, estos paisajes vegetales actúan como  un micro hábitat para la fauna y producen un gran efecto paisajista.

Estas tecnologías ecológicas reciben distintas denominaciones como cubiertas vegetales, cubiertas ecológicas o cubiertas ajardinadas y han dejado de ser un sistema meramente estético para convertirse en una herramienta para el cuidado del medio ambiente. Dentro de la arquitectura sostenible, los techos verdes influyen en el mejoramiento del clima de la ciudad, purifican el aire u optimizan el aislamiento térmico y el  aislamiento acústico, entre otros beneficios.

Techos verdes en un edificio

Tipologías de Techos Verdes

Concretamente existen dos tipologías de cubiertas ajardinadas: los techos verdes intensivos y los techos verdes extensivos. Los techos verdes intensivos están compuestos por césped, arbustos y en algunos casos por árboles. Su estructura está pensada para soportar peso adicional, puesto que el grueso con el que cuenta supera los 20 centímetros. Su tecnología está diseñada para que sea transitable y por tanto requiera de sistemas de riego y mantenimiento puesto que su uso es similar al de un jardín. Por otro lado, los techos verdes extensivos están compuestos principalmente por césped. Al contrario que los techados intensivos, estos cuentan con un grosor menor que puede variar entre 2 y 20 centímetros. Por esta razón, no son transitables y apenas precisan de mantenimiento y riego. Esta tipología cuenta con una estructura menor y principalmente su uso es ecológico y decorativo.

Elección del diseño y preparación de los techos verdes

A la hora de elegir un diseño u otro de techado verde, previamente se realizará un estudio que verifique que tipo de techado aguanta el peso de la vegetación, el sustrato y el almacenamiento del agua.

A la hora de preparar el techado, su metodología variará en cuanto al tipo de cubiertas (extensiva o intensiva) que mejor se adecue al edificio, los aspectos climatológicos, las consideraciones económicas o los aspectos estéticas, entre un sinfín de particularidades. No obstante, generalmente las cubiertas vegetales cuentan con la siguiente disposición:

  • Laminas impermeables para impedir el paso del agua al forjado.
  • Drenaje para que circule el agua sobrante.
  • Manta para evitar que las raíces y el sustrato pasen a la zona de drenaje y la obstruyan.
  • Disposición del tipo del sustrato adecuado.
  • Distribución de la vegetación adecuada y decorados que conforman el techado.